Hoy en día hablamos mucho de sustentabilidad y conceptos como: impacto ambiental, huella de carbono, origen orgánico y ecológicamente amigable, son parte del lenguaje cotidiano sin distingo del área profesional en la que nos desenvolvamos. Pero, ¿en verdad entendemos estos conceptos y los aplicamos en consecuencia?. Porque sin duda en nuestra vida cotidiana los estamos buscando, los consumimos y pagamos por ellos tal vez sin recibirlos realmente a cambio.

Por supuesto la arquitectura y la construcción de espacios habitables, comerciales, recreativos y productivos no está exenta de esto. Entonces vale la pena preguntarnos si nuestros lugares de trabajo, de vivienda, de esparcimiento, etc. ¿Son tan sustentables como se supone que lo son o como al menos nos han dicho que lo son?.

Históricamente y por definición el arquitecto debe ser sustentable y así lo ha sido, con el desarrollo tecnológico posterior a la Revolución Industrial (muy particularmente la construcción en acero y el desarrollo del ascensor), poco a poco las nuevas tecnologías han permitido a la arquitectura dejar de lado las consideraciones del sitio (clima, suelo y recursos materiales) para hacer prácticamente lo que se quiera siempre con la benevolencia de un recurso tecnológico que permita corregir los errores de una manera artificial, logrando condiciones de confort aunque esto suponga una gran gasto energético. Sin duda el mejor ejemplo de ello son los sistemas de acondicionamiento térmico.

Pero en tiempos recientes nos hemos dado cuenta que ese tipo de soluciones han favorecido el calentamiento global y es entonces que ahora desarrollamos nuevas estrategias de diseño, llámese sustentable, ecológico, bioclimático, ambiental o algún otro término similar; y esto lo vendemos como la gran solución inteligente y amigable con el planeta.

Es por eso que ahora vemos múltiples géneros de construcciones etiquetadas, simuladas o  abiertamente como sustentables, pero con un poco de análisis nos damos cuenta que son todo lo contrario. Así vemos como por todos los rincones de las ciudades surgen casi de manera espontánea elementos tales como muros y azoteas verdes, además de otros tantos materiales y recursos arquitectónicos con etiqueta de sustentable o certificado LEED, pero que no por si mismos hacen sustentable al inmueble en el que se integran. Hay que emplearlos de manera correcta para que se aproveche todo su potencial.

Mariano-escobedoEntonces, cómo pasar por alto aquellos edificios como en Mariano Escobedo que presenta enhiesto su muro verde y continúa desarrollando su gran fachada de cristal; poco parece importar que el muro verde con sus buenas propiedades térmicas esté protegiendo al estacionamiento y no a los espacios habitables, como menos importante aun es que la fachada de cristal -con todos los problemas térmicos que implica- esté francamente orientada hacia el poniente, que es por donde recibimos la mayor ganancia térmica proporcionada por el sol. Ejemplos como este, hay muchos.

Actualmente contamos con gran cantidad de recursos materiales, técnicos y de diseño con los cuales prácticamente cualquier espacio arquitectónico se puede concebir y acondicionar para que sea sustentable y, con el uso eficiente de la energía y los recursos como el agua así como el manejo de desechos y el uso de materiales certificados, con procesos de producción limpios y por supuesto materiales propios del lugar; tengamos realmente un edificio ecológicamente amigable. Tal como sucedió históricamente, hasta antes de la Revolución Industrial.

Se nos habla mucho de sustentabilidad y el futuro, pero debemos entender que cuando hablamos de sustentabilidad tenemos que hacerlo en presente y el momento es ahora. ¿Qué tan sustentables estamos siendo el día de hoy?

Sobre el autor:

Héctor López Bracho, Maestro en Arquitectura, Director de HEBRA Arquitectura y Diseño Ambiental. Con más de 20 años de trayectoria profesional dedicado principalmente al diseño y desarrollo de proyectos arquitectónicos de oficinas, retail, restaurantes, vivienda y paisaje. Ha participado en múltiples publicaciones con artículos propios así como con reseñas de sus proyectos.

Arquitecto, especialista en arquitectura de paisaje y maestro en arquitectura bioclimática por la UAM Azcapotzalco, cuenta además con diversos diplomados y cursos de actualización en México y Colombia.  Por mas de diez años ha dirigido cursos y cátedras en las Universidades Autónoma Metropolitana, Tecnológica de México y Nacional Autónoma de México. Es miembro de reconocidos colegios y asociaciones de profesionales.

Contacto:  hebra@prodigy.net.mx

 

Directory Wizard powered by www.polldirectory.net

REGÍSTRATE

Al conectarte podrás:

  • Difundir productos y servicios a nivel internacional
  • Enviar proyectos
  • Recibir el boletín de novedades editoriales
  • Gestionar tu perfil

 

¡Es fácil y gratis!

Te damos la bienvenida a la comunidad A+C siendo la guía perfecta para sobresalir en el mercado internacional sin fronteras y vital para el éxito de sus negocios. ¡Desde hoy estas un paso adelante!