Medellín se ha convertido en referente para la comunidad global de ciudades, en una suerte de motor de ilusiones. Tras su profunda crisis en los años 80’s y 90’s, la ciudad ejemplifica las grandes preguntas del mundo.

Por: Arq. Jorge Pérez Jaramillo*
Exdirector del Departamento de Planeación de Medellín | @PerezJaramilloA


Medellín se ha convertido en referente para la comunidad global de ciudades, en una suerte de motor de ilusiones. Tras su profunda crisis en los años 80’s y 90’s, la ciudad ejemplifica las grandes preguntas del mundo sobre equidad en el desarrollo, hábitat sostenible, convivencia e inclusión, participación ciudadana, gobernanza local y planeación, en fin, cómo hacer viable una sociedad urbana contemporánea.

La atención general sobre la experiencia de la ciudad –premios, investigaciones y diversas valoraciones, entre las cuales se destaca el reciente premio Lee Kuan Yew World City Prize 2016–se entiende por la magnitud del reto que el mundo enfrenta ante la expansión de la urbanización, el calentamiento global y los conflictos urbanos, y la encrucijada que los interrogantes de la violencia, la pobreza y la inequidad crecientes nos están planteando para construir un planeta viable y sostenible.

En medio de su crisis económica y social durante dos décadas, Medellín se convirtió en una sociedad inviable, un “no lugar” para la comunidad global. Como reacción frente a las dificultades, se generó un proyecto o consenso ciudadano y precisamente como reacción, una de las líneas definidas en el Plan Estratégico en 1997, fue su reintegración al mundo, denominada internacionalización de Medellín.

Medellín reaccionó y desplegó un extraordinario y amplio proceso de participación ciudadana

A partir de esa profunda crisis, expresada en conflictos como su inmensa y rápida urbanización, su declive económico industrial y del sector cafetero, su precariedad democrática, la inmensa inequidad y la fragilidad del Estado, entre otras condiciones gravemente profundizadas por el narcotráfico, como la ilegalidad, la violencia y el terrorismo asociado, la comunidad de Medellín reaccionó y desplegó un extraordinario y amplio proceso de participación ciudadana, hacia un pacto político transformador; que en síntesis, es un proyecto de ciudad a largo plazo.

Durante la década de 1990, tras hechos de inmensa trascendencia como la creación de la Consejería Presidencial para Medellín, el Plan Estratégico para Medellín y el área metropolitana 2015, el Sistema Municipal de Planeación, la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial de 1999, así como el desarrollo de la democracia local enmarcada en la Constitución de 1991, se forjó un proyecto de largo plazo, que ha definido a la ciudad como un objetivo común.

Todo esto configuró un proceso político, que dejó entre sus mejores resultados una generación con renovado liderazgo, la cual ha hecho posible que la propia comunidad lidere y defienda los objetivos trazados, como forma de sostenibilidad social y democrática cívica, frente a retos aún muy difíciles. Medellín, tiene renovada gobernanza con un progresivo avance de la agenda pública, que, de la mano del acuerdo cívico general, fortaleció su ciudadanía y avanza en la reconquista de la ciudad para la gente.

Nuestra comunidad ha logrado con cohesión y articulación colectiva, construir vida pública y superar incluso su peor crisis.

Con el Plan de Ordenamiento Territorial POT 2014-27, tenemos la ruta trazada para consolidar una ciudad compacta, más equitativa e incluyente, sostenible y competitiva. Transformar nuestra plataforma metropolitana a través de procesos de renovación urbana asociados al corredor del río Aburrá, con una ambiciosa apuesta por reintegrar nuestra sociedad a partir de Parques del Río, y los Macro Proyectos de renovación urbana, es el camino para la articulación del territorio, el fomento del desarrollo de nuestra economía y la transformación más equitativa de nuestra ciudad. Una ciudad compacta, más sostenible, articulada al territorio regional, basada en la movilidad sostenible y multimodal, incluyendo a los peatones y ciclistas en la vía pública, es nuestra hoja de ruta hacia el futuro frente al cambio climático y la agenda social.

El prestigiosísimo Lee Kuan Yew World City Prize 2016, recientemente anunciado en Singapur, que reconoció el proyecto Medellín Ciudad para la Vida 2012-15, evidencia que nuestra comunidad ha logrado con cohesión y articulación colectiva, construir vida pública y superar incluso su peor crisis.


*Sobre el autor: Arquitecto por la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín (1987), decano 1993-2001, director 2012 y profesor asociado. Director del Departamento Administrativo de Planeación (DAP) Alcaldía de Medellín 2012-15, responsable de la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT 2027) y coordinador del equipo ganador en Alcaldía de Medellín del Lee Kuan Yew World City Prize 2016.

Directory Wizard powered by www.polldirectory.net

REGÍSTRATE

Al conectarte podrás:

  • Difundir productos y servicios a nivel internacional
  • Enviar proyectos
  • Recibir el boletín de novedades editoriales
  • Gestionar tu perfil

 

¡Es fácil y gratis!

Te damos la bienvenida a la comunidad A+C siendo la guía perfecta para sobresalir en el mercado internacional sin fronteras y vital para el éxito de sus negocios. ¡Desde hoy estas un paso adelante!