El Polo Universitario de Tecnología de la UNAM, Campus Monterrey y el Centro de Investigación COPAMEX, son dos complejos de distinta naturaleza y uso; sin embargo, ambos comparten el mismo planteamiento de diseño: una estética basada en la funcionalidad.

En el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica de la Ciudad del Conocimiento (PIIT) Apodaca ubicado en Nuevo León; se construye El Polo Universitario de Tecnología (PUNTA); el primer campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el norte del país. El Polo está enfocado a la investigación en ingeniería y tendrá tres edificios: uno principal con las oficinas de investigadores y áreas administrativas; uno más con laboratorios de ingeniería y el último, con un teatro para 400 personas y una sala polivalente de exposiciones. El primer volumen de 2.750 m2 ya está construido y los dos siguientes están en fase de proyecto.

 

El reto que supuso la construcción de este proyecto, fue una solicitud de la UNAM de integrar estos nuevos volúmenes al conjunto arquitectónico de la UNAM en el Distrito Federal, sin copiar la esencia abstracta de sus edificios. De acuerdo con el arquitecto Bernardo Hinojosa, fundador de la firma Arquiplan, encargada del proyecto: “la propuesta de este edificio es la celebración de la estructura como un elemento manejado con intención estética, la racionalidad es una característica de la UNAM y también del tipo de arquitectura que hacemos en nuestro estudio”.

La intención del equipo fue evidenciar que este campus está dedicado a la ingeniería civil, razón por la cual el proyecto se inspiró en un gran mecano, dejando a la vista su estructura y el funcionamiento como elemento didáctico para sus visitantes. “Es un edificio muy honesto porque presenta todos sus sistemas de una forma aparente, está muy cuidado en sus detalles arquitectónicos” señala Hinojosa.  De hecho, en la última bienal del estado de Nuevo León, este edificio obtuvo el premio principal de la Bienal, además de ganar en su categoría: edificios educativos.

Al ser el primer edificio de la UNAM en el estado de Nuevo León, los arquitectos procuraron proyectar vigorosamente la imagen de la Universidad y también la de la región donde está emplazado el nuevo edificio.  Así que, en sus materiales, hay una evocación directa al acero y al concreto, pues Monterrey ha sido famosa por sus grandes fundiciones de acero y también por ser la ciudad de origen de Cemex, una de las tres empresas de concreto más grandes del mundo. Junto al acero y concreto, el Polo Universitario incluyó piedra volcánica negra y roja, que fue trasladada directamente desde el Campus de la UNAM, ya que ésta se encuentra ubicada en el pedregal de San Ángel, un terreno formado a partir de los restos del volcán Xitle.

En materia de sostenibilidad, este proyecto hace uso eficiente de la energía tanto en el planteamiento de iluminación natural con tragaluces en el techo y orientados hacia el norte, como con una correcta posición en relación al sol, en este sentido, la fachada poniente es muy cerrada, para resguardar el interior de la asoleación e impacto de rayos ultravioletas.

Directory Wizard powered by www.polldirectory.net

REGÍSTRATE

Al conectarte podrás:

  • Difundir productos y servicios a nivel internacional
  • Enviar proyectos
  • Recibir el boletín de novedades editoriales
  • Gestionar tu perfil

 

¡Es fácil y gratis!

Te damos la bienvenida a la comunidad A+C siendo la guía perfecta para sobresalir en el mercado internacional sin fronteras y vital para el éxito de sus negocios. ¡Desde hoy estas un paso adelante!