El material, denominado PAS, es un compósito formado principalmente por desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar. Consume 20% del agua invertida en la fabricación de cemento tradicional y ahorra hasta 50% en el sistema constructivo.


Investigadores de la Universidad del Papaloapan (Unpa) crearon un material de construcción con desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar, que en pruebas de laboratorio alcanzó una resistencia 300 por ciento superior al concreto.

El material fue desarrollado por la doctora Martha Poisot y el doctor Axel Villavicencio para emplearse en la construcción de casas de interés social, es resultado del proyecto Sistema de construcción ecoeficiente para viviendas de interés social financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo para Proyectos de Desarrollo Científico para Atender Problemas Nacionales.

El material, denominado PAS, es un compósito formado principalmente por desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar que mediante una reacción química forma una estructura resistente. Los investigadores utilizaron desechos procedentes de industrias de la región con el propósito de ayudar al medio ambiente.

Para diseñar el material y realizar las pruebas de laboratorio, fue necesaria la colaboración de otros especialistas, como Tezozomoc Pérez, de la Universidad Autónoma de Coahuila; Elva Bazán y Rubén López, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Patricia Ponce, Diego Quiñones, Luis Arcos y Fernando Ríos, de la Universidad Juárez del Estado de Durango; y finalmente Concepción Rodríguez, Leticia Vázquez, Daniel Santos, Irma Alejo y Héctor Ramón, pertenecientes a la Unpa.

El concreto debe soportar un estructural de 250 kgs por cm², el PAS en cambio, resiste hasta 750 kgs por cm².

En cuanto a las características del material, Poisot y Villavicencio mencionaron que el PAS evita que los iones emigren hacia el acero y de esta forma impide la aparición de corrosión. En las estructuras construidas con concreto, comúnmente existe un deterioro de dentro hacia fuera debido a la humedad del material.

El doctor en arquitectura Axel Villavicencio, perteneciente al Instituto de Ingeniería en Diseño de la Unpa, resalta entre las características del PAS el confort térmico, la durabilidad y la resistencia:

“Normalmente un concreto debe soportar un estructural de 250 kgs por cm²; en las pruebas con prensa, el PAS resiste hasta 750 kgs por cm², por lo que tiene mayor resistencia. Además es completamente impermeable y acústico, posee una baja densidad. Se puede decir que el PAS tiene una garantía mayor al concreto”.

Beneficios sociales

Los investigadores hacen hincapié en el impacto social del proyecto, pues en primera instancia fue pensado para la elaboración de viviendas en caso de desastres naturales gracias a un diseño que permite construirlas en una semana. Además, el costo en comparación con un tabique de cemento disminuye hasta un 30%, y debido a que los paneles de PAS no llevan junta y un mínimo de varillas, es posible ahorrar 50% en el sistema de construcción.

La profesora Martha Poisot añadió que el material diseñado para el sistema de construcción ecoeficiente consume 20% del agua que se consume para la fabricación del concreto, asimismo disminuye las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que ocurren durante la fabricación del cemento.Con esta innovación, los investigadores ganaron recientemente el primer lugar en el Newton Fund Video Competition, organizado por la Royal Academy of Engineering de Londres, Inglaterra.

Para finalizar, los investigadores resaltaron la importancia de brindar una alternativa en cuanto a diseños y materiales de construcción que permitan el confort de los habitantes, disminuir los costos y principalmente resulten benéficos para el medio ambiente. Agregaron que continúan con la fase de mercadeo del proyecto, el cual se efectuará con el financiamiento obtenido como premio en el Newton Fund Video Competition.

Información de Dioreleytte Valis, Conacyt, Agencia Informativa


Ceniza de la caña de azúcar: la clave

Ya en 2015, un equipo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón de la Universitat Politècnica de València (ICITECH-UPV) y la Universidad Estadual Paulista UNESP (São Paulo, Brasil) obtuvieron, a escala de laboratorio, un nuevo tipo de hormigón de coste más reducido y menos contaminante que los actuales.

La clave de la mejora reside en la incorporación de cenizas procedentes de los residuos del cultivo de la caña de azúcar como elemento sustitutivo del cemento portland. Los resultados de este trabajo han sido publicados en la revista Construction and Building Materials (Materiales de construcción y edificación) y forman parte de la tesis de máster del alumno brasileño João Cláudio Bassan de Moraes, dirigida por el profesor Mauro Tashima, doctor por la UPV y, en la actualidad, profesor de la UNESP.

Más info sobre este proyecto en el portal de Ingenieros Españoles.

Directory Wizard powered by www.polldirectory.net

REGÍSTRATE

Al conectarte podrás:

  • Difundir productos y servicios a nivel internacional
  • Enviar proyectos
  • Recibir el boletín de novedades editoriales
  • Gestionar tu perfil

 

¡Es fácil y gratis!

Te damos la bienvenida a la comunidad A+C siendo la guía perfecta para sobresalir en el mercado internacional sin fronteras y vital para el éxito de sus negocios. ¡Desde hoy estas un paso adelante!