Michael Edmonds sigue su apuesta LEED

“La sustentabilidad es un trinomio de ecología, sociedad y economía, donde ningún elemento es más importante que el otro; llega a todos los niveles de la sociedad, promueve un mejor estilo de vida y convivencia, y disminuye o nulifica su impacto al medio ambiente, desde su construcción hasta la operación del edificio”

Polanco es uno de los sectores más conocidos y de mayor exclusividad en México, durante las últimas décadas su aspecto arquitectónico ha evolucionado debido al gran auge constructivo en respuesta a la ampliación de sus zonas aledañas, convirtiéndolo hoy, en uno de los mercados de preferencia de las inmobiliarias y donde ya se han logrado consagrar importantes hoteles, centros comerciales, residencias y corporativos de primer nivel. En esta zona cosmopolita se empieza a erigir un nuevo hito de la ciudad: “Latitud Polanco”, proyectado por el estudio Edmonds International, que durante sus 16 años de trayectoria ha diseñado y planificado los proyectos arquitectónicos más emblemáticos a nivel internacional.

El emprendimiento que pertenece a la inmobiliaria Abilia, se concibió como un complejo de usos mixtos que integra dos torres, una de ellas con 18 niveles para 28 mil metros cuadrados de oficinas y un penthouse en el último nivel, más una torre con 19 niveles para 350 departamentos en configuraciones de una a tres alcobas desde los 54 hasta los 115 metros cuadrados.

Ambas estructuras estarán ubicadas dentro de un predio en forma de trapezoide entre las Avenidas Ejército Nacional y Río San Joaquín, cada una estratégicamente situada en las esquinas opuestas del terreno, lo que permitirá generar dos grandes plazas públicas las cuales serán ajardinas para el embellecimiento del espacio urbano. Las torres estarán conectadas por dos niveles de comercio dentro de una plataforma que articula espacial y volumétricamente el conjunto y que al estar a la altura de la calle lo hace también utilizable para toda la comunidad.

Según el Arq. Michael Edmonds, Socio Fundador de Edmonds International, la condición urbana del lugar determinó las estrategias de diseño de Latitud Polanco, ya que uno de los objetivos del  complejo es potenciar la conectividad  entre las dos avenidas en las que se ubica el proyecto y que hasta entonces eran opuestas. Ello a través de una arquitectura de elementos sencillos y de equilibrio en el volumen, espacios y naturaleza, con la tecnología como mediadora. “Desde hace tiempo trabajo en un tipo de arquitectura atemporal, que no pase de moda, esto responde a mis intereses plásticos y estéticos, pero al mismo tiempo busco colocar mis edificios en el mercado, protegiendo la inversión inmobiliaria. Así otorgamos a la ciudad una infraestructura única que mejora el nivel de vida de las personas que usan nuestros edificios“, apuntó.

Este conjunto de usos mixtos también se ha planificado desde su diseño con prolongación hasta su vida útil como un proyecto sustentable y que cumple con todos los requerimientos para una certificación LEED Gold. Una de las primeras acciones ejecutadas en cumplimiento de esta finalidad, fue reciclar en un 90 por ciento un edificio de 10 pisos existente en el terreno, sumado a los importantes esfuerzos por disminuir el impacto al ambiente generado por las actividades constructivas en sitio. Esta obra que ya avanza con la fijación del muro Milán en sótanos, también considera la utilización de materiales de baja emisividad adquiridos en la región y una fachada de alto desempeño térmico, así como el uso de cubiertas reflectivas para mejorar la calidad del ambiente de los edificios.

Las amenidades y servicios de ambas torres estarán ubicados en el tercer nivel donde también se sitúa el lobby, comprendiendo gimnasio, cafeterías, salón de usos múltiples, áreas infantiles, zona para renta de oficinas y en la azotea una terraza con roof garden.

“Los proyectos del tipo Mixed Use son siempre un reto arquitectónico y urbano. Encontrar el balance entre las densidades y usos es especialmente complicado. En este proyecto la complejidad radicó en el calibre de las áreas de circulación exterior y los recorridos comerciales para comunicar el podio con el nivel de calle y los sky lobbies”. Afirmó el Arq. Michael Edmonds.

Con una comercialización exitosa y más del 90 por ciento de la torre residencial vendida, Latitud Polanco se continuará construyendo durante los próximos tres años, proyectando su apertura para el  último trimestre de 2017.

 

En entrevista con Michael Edmonds:

A+C Moderna: ¿Cómo definiría el momento que vive la arquitectura en México?

M.E: El panorama nacional apunta a una zona de gran oportunidad inmobiliaria gracias a la llegada de fuertes capitales internacionales en muchas áreas dedicadas al desarrollo estratégico del país. Los arquitectos consolidados tienen entre sus manos el reto de construir ciudad responsablemente respetando los aspectos formales, funcionales, económicos, sociales y ecológicos de México.

A+C Moderna: ¿Qué opina de los arquitectos jóvenes? ¿Cuál debería ser el rol de los futuros arquitectos en la sociedad?

M.E: México tiene una tradición constructiva muy importante a nivel mundial. Los arquitectos jóvenes deben conocer y respetar sus orígenes, entender las lógicas sociales, económicas y constructivas de las ciudades mexicanas. Si su aprendizaje es bueno, podrán entender su contexto y transformarlo para bien, renovando cada aspecto deficiente de la ciudad. Mejorando nuestra manera de entender y hacer arquitectura mejoraremos el nivel de vida de las personas, este modelo se aplica en México pero puede tener miras internacionales. Los jóvenes deben entender que el diseño es una fuente de mejoramiento social y a su vez los arquitectos tenemos una responsabilidad social muy clara.”