Finochietto, un sanatorio sustentable por AFS Arquitectos

Renovando una propuesta de avanzada en el campo de la salud, la tecnología y respeto por el medio ambiente.

Sanatorio Finochietto, ubicado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, es uno de los centros hospitalarios construidos recientemente y que reconoce la relación que existe entre la salud humana y el medio ambiente. Bajo esta premisa, la firma AFS Arquitectos, encargada del diseño, propuso un edificio que no solo se concibiera desde la funcionalidad de sus plantas sino del ahorro energético, la utilización de materiales y un sistema constructivo sustentable.

La planeación del proyecto contó con la participación de un cuerpo médico, técnico y administrativo asignado por el comitente, así como por las diversas disciplinas encargadas del diseño, ingeniería, operación y mantenimiento. Por parte de AFS, el trabajo arquitectónico se combinó con asesorías técnicas principalmente estructurales, termomecánicas, de instalaciones sanitarias, eléctricas y corrientes débiles. Esta última siendo de gran importancia ya que Sanatorio Finochietto se pensó como un edificio inteligente que busca controlar su infraestructura a través de estas corrientes  en aspectos como detección de incendios, llamados de enfermería, circuito cerrado de televisión, comunicaciones, fibra óptica, etc. Por su parte, la termomecánica era fundamental para cumplir con el objetivo del ahorro energético y por ello se cuidó de algunos detalles como la geotermia, intercambiadores de calor, y propiedades de la maquinaria a utilizar para la mayor eficiencia posible.

Su carácter sustentable influyó en el cumplimiento de otro de los objetivos del sanatorio que era hacerlo agradable y confortable para el bienestar del paciente. Es por esto que en su diseño se procuró tener flujos simples y cortos de circulación, de un lenguaje humanizado con fuerte influencia de la luz natural y lograr visuales hacia jardines interiores y exteriores.

De sus detalles y materiales se destacan sus fachadas las cuales según su orientación fueron de doble sistema vidriado, ventiladas, y apoyadas con sistemas de parasoles verticales en el oeste y horizontales en el norte. Los materiales en su mayoría fueron de origen local y procesados con responsabilidad ambiental.

 “El principal impacto de estos sanatorios que están en zonas tan densas, es el movimiento de los vehículos, así que se generó una importante playa de maniobras de ambulancias para que no estuvieran en la calle pública sino que ingresaran al edificio a un subsuelo, también algunos estacionamientos estratégicos y playas de carga y descarga de las provisiones. Para contrarrestar el impacto negativo al ambiente, se evitó la presencia de equipos en la azotea, por tanto se contempló una gran sala de máquinas en la mitad del edificio y ubicada estratégicamente cerca de los lugares de cirugía, allí se alojan todas las centrales termomecánicas, con lo cual se logró una terraza verde con pocos equipos vinculados lo que sin duda ayuda a no contaminar, evitar ruidos, olores y gases”. Afirmó la Arq. Liliana Font, socia de AFS Arquitectos.

Dentro de las novedades con las que contará el sanatorio y que respaldan su principio sustentable se encuentra el uso de aire acondicionado del tipo VRV condensado por agua, mejorado mediante el uso de intercambio geotérmico que aprovecha las bajas temperaturas del subsuelo para refrigerar; un sistema de recuperación de energía para reducir hasta un 80% las pérdidas producidas a través de las ventilaciones mecánicas; sistema inteligente de control de la iluminación artificial para las grandes áreas de público y los exteriores junto al uso de tecnología LED para minimizar el consumo de energía; selección cuidadosa del equipamiento electromédico y electromecánico (bombas, ascensores y otros) teniendo en cuenta su eficiencia energética; reaprovechamiento de agua de condensado y de agua pluvial para el uso en la limpieza de inodoros; selección de artefactos sanitarios de bajo consumo de agua, inodoros de doble descarga y sistemas de robotización para minimizar el gasto y uso de cubiertas verdes para reducir el efecto de isla de calor, ralentizar el efluente pluvial y optimizar la aislación térmica.

AFS Arquitectos estuvo presente en cada uno de los programas de este proyecto, durante la dirección ejecutiva y puesta en marcha del mismo. Hasta este momento sin desprenderse ya que se sigue velando por garantizar el correcto uso de las instalaciones las cuales se esperaban fueran habilitadas gradualmente sin embargo la demanda ha sido total y con excelentes referencias. De esta manera se consiguió crear un edificio seguro, con todas las comodidades para sus usuarios y amigable con el medio ambiente, esperando que sea una obra que sirva de ejemplo para las futuras creaciones hospitalarias del país.

 

En Primera Persona:

“Nuestros clientes nos consideran una empresa confiable, considero que por nuestra experiencia y tradición. Hace muchos años que nuestro estudio trabaja en este tema y tenemos obras representativas con más de dos décadas.

Nos gusta hacer una arquitectura despojada, hoy se podría decir minimalista, pero con un fuerte acento en los temas de la humanización, el uso del color, las buenas formas. Algo que no canse, que no sea una moda muy pasajera, porque hemos visto que los edificios sobre todo en el sector  salud permanecen por años y es por ello que deben poder adaptarse a los cambios sin quedar desfigurados”. Arq. Liliana Font